Sobre Polina

Cocinar cosas dulces fue mi diversión y terapia desde que era muy pequeña. Recuerdos tardes enteras viendo programas de cocina en lugar de los dibujitos o desordenando las ollas para preparar postres imaginarios mientras mis padres dormían la siesta.

Para cada cumpleaños u ocasión especial yo insistía para que los adultos de la casa me ayudaran a preparar algo ¡Pero yo elegía la receta, hacía la lista del supermercado y daba las indicaciones!

A pesar de mi pasión por cocinar nunca me platee la pastelería como un área que pudiera explotar más allá de un hobby ¡Hasta ahora! Que con un poco de empuje de mi novio terminó de nacer Pastelería Polina, donde comparto mis recetas, aprendizajes y experiencias en la cocina.

Pero eso no es todo lo que quiero ofrecerles. Recientemente me mudé a la ciudad de Padova, al norte de Italia, y junto con este cambio de vida decidí también darle una vuelta de tuerca al sitio. Se me ocurrió reflejar en el blog un proceso que se está dando en mi propia vida: el descubrimiento de nuevos ingredientes, comidas y recetas.

¡Los invito a recorrer este camino conmigo!

A %d blogueros les gusta esto: