Bavarois de pera

El calor ☀ llegó con fuerza a Italia 🇮🇹 y aproveché para probar una receta nueva muy fresca: ¡El bavarois de pera!

Es un postre de invención suiza que, según la leyenda, fue preparado para recibir a un distinguido visitante bávaro. De allí tomaría el nombre de bavarois (o crema bávara).

Sus ingredientes son básicamente almíbar, gelatina y crema batida (en algunos casos también se hace con crema inglesa). A eso se puede adicionar infinidad de sabores como chocolate, frutas, licores o cítricos.

En esta receta hay dos detalles importantes a considerar. Por un lado, el punto del almíbar. Por otro, la cantidad de azúcar. No se preocupen que en el paso a paso les explico muy bien ambas cosas 😉

Ingredientes:

100 ml de aguaBavarois 01

150 grs de azúcar (o 100 grs si no van a hacer el baño de chocolate)

300 grs de peras peladas y cortadas

Jugo de 1/2 limón

300 grs de crema de leche

10 grs de gelatina sin sabor

50 ml de agua

100 grs de chocolate semi-amargo

60 grs de manteca

Preparación:

1- Colocar los 100 ml de agua y el azúcar en una cacerola y hacer un almíbar a 117°

*Si no tienen termómetro, sabrán que el almíbar está listo cuando sea posible armar una bolita flexible al tomar un poco de la mezcla entre los dedos mojados. El punto se llama “bola suave”.

2- Licuar las peras junto con el almíbar.

3- Hidratar la gelatina en los 50 ml de agua y fundir al calor. Agregar al licuado.

4- Enfriar la preparación en un baño de María inverso, es decir colocando el bol con el licuado sobre otro lleno de agua con hielos.

5- Cuando la mezcla comience a coagular, incorporar la crema batida a medio punto.

6- Repartir la mezcla en moldes mojados con agua. Enfriar por varias horas.

7- Desmoldar. Si los moldes no son de silicona y el bavarois no se quiere despegar, mojar la base con un poco de agua caliente.

8- Servir con una salsa de chocolate hecha con 100 grs de chocolate semi-amargo y 60 de manteca. Si no se quiere agregar la salsa, es mejor utilizar menos azúcar para evitar un postre demasiado dulce.

*Usar la salsa cuando este fría para no derretir los bavarois.

Focaccia

Y seguimos con los platos italianos 🇮🇹 😁 Esta vez con uno salado bastante conocido en el mundo ¡La focaccia!

Para los que no la conocen, la focaccia es un pan 🍞 cocinado al horno que suele estar aromatizado con hierbas. A esa receta “base” se le puede agregar cebolla cocida, aceitunas, panceta, tomates 🍅, quesos, etc.

Se come sola, con un hilo de aceite de oliva y tomatitos, o con fiambres. También se utiliza para preparar sándwiches.

Incluso existe una focaccia que es dulce y que va saborizada con pasas de uva 🍇. Aquí en el Veneto (la región a la que pertenece Padova) se consume en época de Pascua.

Es una receta bastante fácil de hacer y tiene la ventaja de que la focaccia dura hasta un mes congelada ❄ (para descongelarla, llevarla a temperatura ambiente por 2 horas y luego a un horno a 180° por 3 minutos).

Ingredientes (para un molde de 20×20):

10 grs de levaduraIMG_20170527_142643_917

125 ml de agua

250 grs de harina 0000

5 grs de sal

18 ml de aceite de oliva

18 ml de vino blanco seco

C/N de tomillo

C/N de salvia

C/N de orégano

C/N de romero

C/N de sal gruesa

Preparación:

1- Colocar la harina y la sal en un bol grande. Agregar la levadura previamente disuelta en el agua.

2- Amasar hasta integrar bien todos los ingredientes.

3- Sumar el aceite y el vino.

4- Seguir amasando hasta obtener una masa bien lisa y que se despegue de la mesada fácilmente. Añadir las hierbas picadas (menos el romero).

*Si se pese al amasado aún pega mucho, sumar un poco de harina. Pero cuidado que debe quedar una masa flexible y no seca.

5- Colocar el bollo de masa en un bol  aceitado, tapar con film y dejar levar por lo menos por media hora (debe duplicar su tamaño).

6- Llevar la masa a una fuente de horno con bordes altos previamente enmantecada o aceitada. Estirar levemente la masa para cubrir la superficie.

7- Hacer huecos con un dedo y decorarlos con romero. Espolvorear sal gruesa por arriba. Dejar levar 10 minutos más.

8- Hornear a 200° de 20 a 30 minutos.

 

 

 

Sbriciolata con crema de ricota

Y con ustedes…¡Un video paso a paso de cómo preparar una sbriciolata con crema de ricota y chips de chocolate! 👏🎉

La característica de esta tarta (un típico postre del norte de Italia) es que la masa se integra formando migas en lugar de una pasta homogénea. De allí su nombre, que significa “desmigajada”.

Hacerla es fácil y rápido. Pero antes de poner play, les comentó dos detalles:
☝️La receta es para un aro de 24 cmts. Para otros moldes, mano a la calculadora 😉
Una vez que la tarta se enfríe, les recomiendo desmoldarla y llevarla a la heladera antes de cortarla, así la crema estará más firme 😉

Torta húmeda de chocolate con crema de café

Hace unos días fuimos con mi marido a una tienda especializada en la venta de materiales para pastelería y me compré varios “chiches”. Entre ellos una cintura metálica para armar postres que siempre había querido 😍

Decidí estrenarla el fin de semana armando una torta húmeda de chocolate con crema de café ¡Y quedé aún más enamorada de esta herramienta! Los postres salen hermosos y super prolijos 😃👌👍

Les recomiendo que, si tienen la oportunidad, se compren una. Vienen en diferentes tamaños y formas (hasta hay unas de corazón y pinito navideño 😉), y son muy prácticas.

Claro que este postre lo pueden hacer igual sin la cintura, pero les doy mi palabra de que tenerla les facilita la vida 😂

Ingredientes:

  • Para la masa

100 grs de chocolate cobertura semi-amargoTorta húmeda choco y café

95 grs de manteca

4 claras

120 grs de azúcar

4 yemas

30 grs de azúcar impalpable

95 grs de harina 0000

  • Para la crema de café

30 ml de café

400 ml de crema

80 grs de azúcar

Preparación:

1- Para la masa, fundir el chocolate a baño María junto con la manteca. Dejar enfriar un poco.

2- Batir las claras agregando de a poco el azúcar hasta obtener un batido de picos flexibles.

3- Agregar las yemas y el azúcar impalpable al chocolate.

4- Incorporar de forma alternada el harina previamente tamizada y las claras batidas. Siempre con movimientos envolventes para evitar que la mezcla se baje.

5- Estirar en una placa de 30×40 previamente enmantecada y cubierta con papel manteca también enmantecado. Hornear en horno precalentado a 180° por 15 minutos (o hasta que la masa se sienta firme). Dejar enfriar.

6- Mientras preparamos la crema. Para ello mezclarla con el azúcar y llevarla a la heladera por 10 minutos.

7- Agregar el café ya frío de a poco. Batir la crema hasta obtener picos firmes. Reservar en la heladera.

8- Para el armado, cortar nueve círculos de 10 cmts de diámetro para armar tres tortas chicas, o si se prefiere tres tiras para formar una sola torta grande.

9- Alternar una capa de masa con una de crema.

*Es más sencillo y prolijo el armado si se cuenta con una cintura metálica.

10- Decorar con manga o cubrir completamente con crema.

Crostata de mermelada casera

Mirando las últimas publicaciones empiezo a ver un cierto patrón ¡Casi siempre hay frutillas! 😆 Y esta vuelta, una vez más, se cuelan en mi receta. Es que verdaderamente las adoro y podría comerme un millón de una sola sentada…y si a eso sumamos el hecho de que aquí son super baratas ¡BINGO! 😂

Lo que les traigo hoy es un postre típico italiano: la crostata. Es una tarta que puede ser rellenada con mermelada, crema pastelera, ricota, nutella o fruta, y que se caracteriza por el decorado en forma de reja que tiene arriba.

En mi caso utilicé mermelada casera de…¡Sí, adivinaron! ¡Frutillas! 😂 Pero ustedes pueden hacerla de la fruta que prefieran 🍎🍇🍒🍑🍍 siguiendo la misma receta que les paso acá.

Ingredientes:

  • Para la masa sucrée:Crostata

110 grs de manteca

135 grs de azúcar

1 cdta de vainillín

1 huevo

250 grs de harina 0000

5 grs de sal

  • Para la mermelada:

500 grs de frutillas

90 grs de azúcar

Preparación:

1- Batir con un batidor de alambre o con un tenedor la manteca pomada junto con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina.

2- Perfumar con el vainillín. Agregar el huevo y mezclar hasta lograr una crema homogénea.

3- Tamizar la harina con la sal y unir a la preparación anterior sin amasar. Para este paso se debe emplear una espátula. Si no se cuenta con estas herramienta, se pueden utilizar las puntas de los dedos, siempre tratando de no transmitir mucho calor a la masa.

4- Utilizando la palma de la mano aplastar los grumos que se han formado hasta que la masa resulte integrada. Este proceso se llama fresado y se debe hacer no más de cuatro veces para que la masa no tome calor.

5- Envolver la masa en papel film y refrigerar por una hora.

6- Dejar un pedazo de masa aparte para forma las tiras que van arriba. Estirar el resto sobre un molde de tarta (si no es de silicona, se debe enmantecar previamente) y llevar nuevamente a la heladera para que al cocinarse no pierda su forma.

7- Para la mermelada hay que dejar macerar por al menos 3 hs las frutillas, previamente lavadas y cortadas, junto con el azúcar.

8- Pasado ese tiempo se lleva el preparado a ebullición y se cocina por 40 minutos a temperatura media. La primera media hora se cocina semitapada. Los últimos 10 minutos se retira la tapa. Dejar enfriar antes de rellenar la tarta.

9- Sacar la tarta de la heladera, pinchar la superficie con un tenedor varias veces (de esa forma no se inflará en el horno) y rellenarla con la mermelada.

10- Estirar la masa sobrante y cortar tiras para armar la trama que va por arriba de la mermelada.

11- Hornear a 180° por 25 minutos aproximadamente.

Postre helado de dulce de leche y Nutella

Si bien el calor todavía no se hizo muy presente en Padova, yo decidí arrancar con la temporada de helado casero 😆🍨 preparando estas dos cremas heladas, una de Nutella y otra de dulce de leche, con corazón de frutilla 🍓 rellena ¡Una delicia!

Les confieso que estuve muy cerca de no publicar esta receta porque había un detalle que no me convencía ¡Pero por suerte lo solucioné! 💪 El asunto es que si uno quiere comer estos postrecitos apenas sacados del freezer, se encuentra con la frutilla 🍓 congelada y sin sabor a nada.

¿La solución? Desmoldarlos con al menos 4 horas de anticipación y dejarlos en la heladera. De esa forma serán fáciles de desmoldar porque estarán bien duros, pero al momento de comer ya se encontrarán más blandos y con la frutilla descongelada 👌

Ingredientes (para 4 mini porciones):Corazón de frutilla 01

  • Para el pionono (puede ser comprado también):

3 huevos

30 grs de azúcar

1 cdta de miel

Una pizca de sal

1 cdta de vainillín

30 grs de harina

Una placa de 50 x 30Corazón de frutilla 03

  • Para el relleno:

4 frutillas

60 grs de chocolate blanco

200 grs de Philadelphia

200 grs de dulce de leche

150 gr de Nutella

Preparación:

Comenzamos con el pionono.

1- Batir los huevos con el azúcar y la miel hasta alcanzar el punto letra. Agregar luego la sal y el vainillín.

2- Tamizar la harina e incorporar al batido mientras la batidora se mantiene girando a baja velocidad.

3- Colocar la mezcla en una placa forrada con papel manteca enmantecado. Cocinar por 8 minutos a 190°.

4- Retirar del horno y desmoldar con el papel sobre una rejilla. Dejar enfriar y luego sacar el papel.

5- Cortar cuatro círculos del tamaño de los moldes de muffins.

Para el relleno.

6- Derretir el chocolate con un chorrito de agua. Hay que hacerlo a baño María, en microondas o a fuego muy bajo porque sino se separará la manteca de cacao y quedará inutilizable.

7- Ahuecar las frutillas, rellenar dos con dulce de leche y dos con Nutella. Bañarlas en chocolate blanco. Llevar a la heladera.

8- Mezclar la mitad del Philadelphia con 150 grs de dulce de leche y la otra mitad con 100 grs de Nutella.

9- Llenar dos moldes con la crema de dulce de leche hasta la mitad, colocar una frutilla rellena con dulce de leche en cada uno con la punta hacia abajo, completar con más crema y tapar con un disco de pionono.

10-Seguir el mismo procedimiento para los dos postres y las frutillas con la crema de Nutella.

*Debe quedar bien relleno el molde para que luego no haya huecos.

11- Congelar por una hora o dos para que el postre no pierda su forma la desmoldar.

12- Desmoldar los postres con al menos 4 horas de anticipación y dejar en la heladera hasta el momento de servir. De esta forma la frutilla no estará congelada, ni la crema muy dura.

Mini cakes de ananá

Cuando decidí venir a vivir a Italia mi hermano me hizo un regalo muy especial: una nueva edición del libro “El arte de Cocinar”📗, el primer libro de recetas de cocina del norte argentino.

El libro es hermoso y guarda en su interior innumerable recetas dulces y saladas explicadas al mejor estilo de nuestra abuelas 👵: medidas medio a ojo, pocas indicaciones sobre tiempos de cocción y temperatura del horno, y mil truquillos que actualmente cayeron en el olvido ¡Es toda otra forma de encarar la cocina!

La receta que les comparto hoy es la primera que hice del libro. Claro está que no llevaba este nombre (se llamaba “Torta de frutas frescas”) y que ciertos detalles los agregué yo luego de probarla (por ejemplo lo referido a la cocción) 😆 Pero en esencia la receta permanece intacta, con las medidas en cucharadas y las explicaciones simples.

Espero que la disfruten tanto como yo. Más adelante les compartiré otras cosas de este estilo, porque es bueno imitar a los grandes chef pero también es importante mantener viva la tradición de la abuela 😉

Ingredientes:Mini cakes de ananá

100 grs de manteca pomada

6 cdas de azúcar

2 huevos

8 cdas de harina 0000

2 cdas de leche

1 cda de polvo para hornear

C/N de ananá cortado en pequeños trozos (natural o enlatado)

Procedimiento:

1- De los 100 grs de manteca separar un poco para enmantecar el molde. El resto (90-95 grs aproximadamente) batirlo junto con el azúcar hasta formar una crema.

2- Agregar los huevos de a uno incorporando bien cada vez.

3- Añadir la mitad de la harina y de la leche. Mezclar y agregar la otra mitad. Sumar el polvo para hornear.

4- Una vez que se consigue una mezcla homogénea, hay dos opciones: usar moldes pequeños para muffins o un molde para torta de no más de 20 cmts. Siempre previamente enmantecados.

En ambos casos llenar hasta la mitad, colocar trozos de ananá, completar con más mezcla y finalizar con trozos de ananá.

5- Cocinar por 20 minutos en horno precalentado a 180°. Pinchar con un palillo antes de sacar del horno para comprobar la cocción ¡Cada horno es un mundo!

6- Una vez fríos, espolvorear con azúcar impalpable.